Las ventas del Día del Padre generaron cierto alivio en algunas ciudades
Salta, Mar del Plata, Rafaela y Tandil registraron una alza en el movimiento de público consumidor durante esta fecha comercial especial.
25 | JUN | 2020

El reporte de CAME sobre las ventas del Día del Padre 2020 reveló que las cantidades vendidas por los comercios minoristas cayeron 44,2% frente a igual fecha del año pasado.

 

Sin embargo, en algunas localidades y Centros Comerciales Abiertos del país, a pesar de las cifras negativas en relación a 2019, los resultados obtenidos representan un alivio en el contexto del coronavirus.

 

En Salta, a pesar de estar un 20% por debajo de 2019, desde la Cámara de Comercio e Industria, celebraron el repunte en medio de la pandemia del coronavirus. “Toda la semana se vendió bien”, dijo el titular de la entidad, Daniel Betzel. Y agregó que también influyeron otros factores como que el sector del comercio “cobró el viernes”, o el convenio que realizó la Cámara con Banco Macro.

 

En Tandil, del 17 al 20 de junio, la Cámara Empresaria local (CET), impulsó la campaña Ahora Tandil junto con el Municipio. Las promociones y descuentos de la iniciativa impulsaron el consumo en los Centros Comerciales Abiertos de la ciudad.

 

Agustín Usandizaga, Vicepresidente de la entidad, destacó: “El balance es bastante bueno dentro de la situación que vivimos”. Y remarcó que “sirvió para movilizar los negocios, sobre todo cerca del fin de semana, teniendo en cuenta que el domingo fue el Día del Padre”.

 

El viernes y el sábado, pese a que por el Día de la Bandera no hubo servicio de transporte público de pasajeros, “se notó una actividad comercial bastante mejor a la que veníamos teniendo”, aseguró. Al respecto, las encuestas realizadas por la CET confirmaron que la iniciativa facilitó ese repunte: “Fue muy importante para los comercios y la gente aprovechó los descuentos”.

 

Rafaela, en Santa Fe, es una localidad que cuenta con la asistencia de CAME para el desarrollo de Centros Comerciales Abiertos. Si bien las cifras generales mostraron una baja en línea con el resto del país, el movimiento de público consumidor, impulsado por la fecha comercial, representó cierto nivel de reactivación.

 

Florencia Muriel, Presidenta del CCA Paseo del Centro, precisó que en Rafaela “se notó movimiento el fin de semana, incluso el sábado, durante el feriado del Día de la Bandera, cuando muchos comercios decidieron abrir. La mayoría registró una baja con respecto al 2019, con poca rentabilidad, pero lo más importante fue la circulación de la mercadería”.

 

Agregó que “en cierta medida, como comerciante uno se siente contento por haber podido generar este movimiento luego de tanto tiempo sin estar habilitado para trabajar, pero claramente no es la salvación”.

 

En Mar del Plata, según un relevamiento del Departamento de Estudios Sociales y Económicos (DESE), de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP), el 68% de los comerciantes de los Centros Comerciales Abiertos aseguró que la celebración del Día del Padre ayudó a reactivar las ventas parcialmente.

 

El universo de los encuestados estuvo conformado por rubros relacionados con artículos deportivos y recreación; artículos para el hogar y para uso personal; calzado y marroquinería; electrodomésticos, indumentaria; perfumerías; vinerías; herramientas y artículos de ferretería, librerías; art. de electrónica, computación y celulares; entre otros.

 

El Presidente de la UCIP, Raúl Lamacchia, destacó que “si bien aumentó el movimiento de gente tras la apertura de los comercios y la extensión horaria, la tasa de rotación en los comercios se ha visto inexorablemente reducida como consecuencia de los protocolos y cuidados necesarios dado el contexto actual”.

 

Además, con respecto a la implementación de la venta online, resaltó: “En la ciudad, el ecommerce es un canal de venta alternativo ante esta situación de distanciamiento social. A pesar de que rápidamente muchos comerciantes se pudieron aggiornar y empezaron a vender por internet, es clave que esta modalidad se articule con la presencia física del comercio, que brinda identidad a nuestras calles”.

 

Estos casos, entre otros, demuestran la importancia que las fechas comerciales especiales tienen en la comunidad. Forman parte de un calendario que se identifica con la vida de las personas en cada localidad.

 

Desde los Centros Comerciales Abiertos, y teniendo en cuenta la incertidumbre que genera la situación actual, es importante mantener estas tradiciones. De esta manera, se refuerza el vínculo con los clientes no sólo desde lo comercial, sino también a partir del sentimiento de pertenencia.