Tecnología y consumidores: claves del futuro cercano
Un estudio revela qué valoran los clientes a la hora de interactuar con canales digitales. Pero también detecta oportunidades de mejora.
31 | AGO | 2021

En el contexto generado por la pandemia, los consumidores se han inclinado a confiar en la capacidad de la tecnología para resolver buena parte de los problemas más urgentes del mundo.

 

Antes existía una percepción de la tecnología muy vinculada a comportamientos lúdicos u orientados al placer. Uno de los efectos de la pandemia fue el advenimiento de usos más utilitarios de la tecnología en ámbitos como el trabajo, la educación o la misma atención médica, entre innumerables ejemplos aplicables al día a día.

 

“En Argentina, las marcas más valoradas son aquellas que pudieron resolver la tensión entre ofrecer un producto/servicio y que este llegue a las personas de manera segura, confiable y rápida. Aun así, más de la mitad de los argentinos desconfían del uso que puedan hacer de sus datos personales estas empresas”, señalan desde la consultora Havas Argentina.

 

Esta encuesta global de Havas evalúa las actitudes hacia la tecnología en un momento en que, gran parte del mundo ha pasado más de un año trabajando, aprendiendo y comprando desde casa. El informe recopila experiencias y opiniones de casi 16.000 personas en 32 mercados. A continuación, algunos hallazgos clave.

 

La tecnología se considera una fuerza para el bien. Una mayoría significativa de los encuestados espera que la tecnología tenga un impacto positivo en múltiples categorías tales como salud y medicina (81% de acuerdo), educación (76%), movilidad / transporte (71%) y trabajo. (71%). Además, las empresas de tecnología cuentan con la suficiente confianza como para que casi dos tercios estén dispuestos a enviar o recibir dinero a través de una red social.

 

Los grandes tecnológicos no tienen carta blanca. Existe una percepción creciente de que los gigantes tecnológicos han adquirido demasiado poder, como lo confirma el 80%. En consecuencia, los consumidores esperan que estas empresas operen de manera responsable y en interés del bien público.

 

Las plataformas de comercio electrónico revolucionaron el acceso. Pero necesitan hacer más para controlar los daños colaterales, incluso mejorando las condiciones de sus trabajadores (una expectativa máxima del 62%), apoyando a las pequeñas empresas (48%), e invirtiendo en medios más sostenibles de entrega de paquetes (44%).

 

Las plataformas de redes sociales conectan el mundo. Pero deben repensar su papel dentro de nuestras democracias. Casi la mitad de los consumidores está de acuerdo en que estas plataformas se han llenado de discursos de odio y hostilidad.

 

Para mantener el apoyo público, las empresas de tecnología deben ser:

 

Más inclusivas. El 56% quiere ver más mujeres en la industria de la tecnología dominada por los hombres. También se mostraron preocupados por quienes se están quedando atrás, es decir, los ancianos (72%), los pobres (68%) y las personas con diferencias físicas o mentales (54%).

 

Más transparentes. Casi ocho de cada diez personas se preocupan de que los piratas informáticos les roben y utilicen indebidamente sus datos, mientras que el 53% teme el monitoreo constante de las grandes empresas de tecnología que han invitado a sus hogares y vidas.

 

Más Inspiradoras. Ocho de cada diez esperan que la innovación tecnológica facilite la vida diaria. Pero no sólo eso: el 49% espera que la innovación tecnológica ayude a soñar y visualizar un mañana mejor.

 

También emergió una nueva demanda muy vinculada al contexto económico que disparó la pandemia: una exigencia de mayor integración o apoyo a las economías locales, identificado en la mayor facilidad para pequeñas empresas o emprendedores de poder dar a conocer lo que tienen para brindar a los consumidores.

 

Al mismo tiempo, los consumidores agradecen esa posibilidad de poder conocer nuevos "jugadores" que redundan en mayor variedad de calidad, de precios y de sentir que hay un compromiso colectivo de desarrollo para todos.

 

Como fundamental también aparece una demanda de contenido que eduque e informe. Es allí donde aparece la exigencia de inclusión, de sentir que son empresas "para todos" y que, al simplificar la vida de personas de todo grupo etario o condición social, contribuyen a un desarrollo de todos los sectores de la comunidad.

 

Fuente: Puro Marketing.