Comercio electrónico: las principales perspectivas para 2022
Luego del boom que significó 2020, 2021 fue un período de consolidación para las compras digitales. ¿Qué se puede esperar de 2022?
03 | ENE | 2022

2021 fue un año de relativa estabilización para el eCommerce, luego de un 2020 “ideal” para el sector, debido al crecimiento de la compra online a partir del cierre de locales físicos en las primeras etapas de la pandemia. Ese crecimiento precipitado, además, planteó grandes desafíos, ya que generó usuarios más exigentes y con mayor experiencia en el comercio electrónico.

 

En 2022, las tendencias de consumo indican que el comprador exigirá más de la experiencia de entrega, centrado en la comodidad, pero cuidando el impacto que genera en el medio ambiente.


En este escenario, desde el sector del comercio electrónico confían en una evolución constante. Será un período de consolidación de tendencias previstas para varios años más adelante pero que están ocurriendo. Algunas de ellas son:


El comercio electrónico no sólo seguirá creciendo, sino que estará cada vez más integrado al mundo físico.

 

El crecimiento generó una base de clientes que seguirá en expansión. El desafío es construir una estrategia digital para todo el comercio.

 

Los objetivos deben ser gestionar y rentabilizar las experiencias de compras. Cada una de ellas debe ser única.

 

La integración entre la venta online y offline tradicional exige un mayor desarrollo de la omnicanalidad.

 

La calidad del servicio será un factor de diferenciación en un mercado cada vez más competitivo

 

La última milla será determinante en la decisión de compra.

 

Los clientes serán muy exigentes en el momento de recibir el producto o servicio.

 

Las redes sociales harán que el comercio electrónico sea cada vez más accesible. Esto genera ventajas para pymes y emprendedores.



Fuente: A24.