Sustentabilidad y consumo responsable: oportunidades para el comercio local
La toma de conciencia acerca de prácticas sustentables y los hábitos de consumo plantean desafíos pero también la posibilidad de generar nuevas experiencias de compra.
11 | ENE | 2022

A partir de la pandemia, los clientes desarrollaron nuevos hábitos y también consolidaron algunas preferencias. La sustentabilidad y el consumo responsable como factores determinantes en las decisiones de compra son dos tendencias que revelan la toma de conciencia acerca de lo que consumimos en la nuestra vida cotidiana.

 

El concepto de responsabilidad aplicada al consumo está en plena expansión. Y está relacionado con la sustentabilidad y otros valores.

 

Si bien aumentó el interés por comprar en el comercio local, la demanda por productos responsables muchas veces no se refleja en las ventas. Es posible que los consumidores apunten a productos y a una experiencia de compra determinada, difícil de encontrar en sus barrios.

 

Por lo general, las generaciones jóvenes son las más conscientes con respecto a la responsabilidad y sustentabilidad de sus compras. Pero reconocen dificultades para ser consecuentes con estos valores por el mayor precio de estas marcas y productos.

 

En este contexto, sin embargo, existen oportunidades para que el comercio local pueda usufructuar esos valores. Para ello, es imprescindible dirigir el negocio al mercado objetivo adecuado y diseñar una estrategia que asegure que la experiencia de compra y el surtido responden a sus expectativas.

 

En muchos casos, la preferencia por el comercio de cercanía y los productos locales va de la mano con el aumento en la demanda de productos ecológicos y veganos. De hecho, incluso en personas que no siguen dietas veganas o vegetarianas, ha crecido el consumo de productos alternativos a sus equivalentes de origen animal, como la leche o la carne. Por su alcance, ya se trata de tendencias consolidadas.

 

La sensibilidad hacia lo sustentable no se restringe a los productos y también se busca en los embalajes. Por ejemplo, crece el rechazo a los envases de un solo uso, especialmente de plástico.

 

Todos los rubros del comercio local pueden adaptar su perfil para ofrecer productos o experiencias de compra sustentables. Desde el surtido de marcas hasta las instalaciones o el tipo de embalaje que se utiliza para entregar las compras. En cada una de esas instancias, el cliente sabrá valorarlo.

 

Cabe aclarar que estas iniciativas no deben implementarse de manera aislada o discontinua. Es clave que formen parte de una estrategia integral, realmente comprometida con la sustentabilidad. De lo contrario, el cliente puede interpretarlo como una acción aislada y oportunista.

 

Fuente: Celestino Martínez.