Tecnología para mejorar la experiencia del cliente
Una de las principales fortalezas del comercio tradicional cuenta con un nuevo aliado.
16 | MAY | 2018

Sin dudas, la capacidad para construir una experiencia de compra satisfactoria, es uno de los principales atributos del comercio minorista gracias al vínculo cercano que establece con el cliente. Hoy, la tecnología aplicada al proceso de compra puede fortalecer esa experiencia.

 

La personalización de la atención, las promociones y el mix de productos son comunes en el comercio electrónico, pero poco en las tiendas físicas. Si bien los sectores retail y de servicio siempre buscaron la personalización las acciones quedaban restringidas a los artículos de lujo.

 

Pero a todo el mundo le gusta sentirse especial. A partir de esta premisa, y junto con la masividad de las tecnologías y la importancia de mejorar la experiencia de los consumidores, se adoptó un nuevo enfoque.

 

El primer paso es obtener datos de los clientes, con el objetivo de conocerlos mejor. Antes se necesitaba una persona altamente calificada para desempeñar esa única función. Pero hoy, varias tecnologías ayudan en esta tarea. Por ejemplo, ofrecer Wi-Fi de cortesía a los consumidores, brinda un servicio a cambio que se registren con los datos de una red social o simplemente con su nombre y correo electrónico.

 

Una vez obtenidos los datos hay que analizarlos y correlacionarlos. Esta etapa es fundamental para que la personalización sea efectiva y tenga en cuenta cada rubro.

 

Pero, más importante que recoger y analizar los datos, es generar valor a partir de ellos. Los resultados obtenidos en esta base de datos pueden ayudar a ofrecer una atención cercana y especializada, promociones exclusivas e incluso mejorar el mix de productos de acuerdo con el perfil del público que frecuenta el establecimiento.

 

Las tecnologías más usadas para ello involucran a tres grupos: sensores para la recolección de datos, Wi-Fi, cámaras, aplicaciones y beacons; soluciones de análisis de información; y plataformas para escalar las acciones exclusivas, como aplicaciones, e-commerce y CRM.

 

Estas tecnologías pueden ayudar a crear un ciclo virtuoso, impactando positivamente en los ingresos de las tiendas minoristas, que pasan a tener una mejor atención y a vender más. Y aunque el comercio minorista opere con márgenes muy pequeños, el retorno de la personalización ya está comprobado y debe ser el foco de las empresas que desean mejorar su atención con ganancias de escala y competitividad.

 

Fuente: Canal AR