Tendencias que cambiarán el consumo en 2019
Algunos factores intensificarán lo que experimentamos en la actualidad. Y se sumarán nuevos enfoques.
05 | DIC | 2018

¿Hacia dónde van los consumidores y qué se debe esperar de ellos? Cada año, es la pregunta recurrente cuando se llega a diciembre. Queremos saber qué ocurrirá en el siguiente para trazar nuestra estrategia comercial.

 

Para ello, las previsiones y las tendencias son elementos clave. Tanto factores sociales como tecnológicos tendrán un impacto determinante en algún momento.

 

Los hábitos que surgen en las smart cities o propios de la juventud digital repercuten en el perfil de los consumidores, que cambian también sus estilos de vida. Eso impacta en cómo compran y en cómo se relacionan con las marcas.

 

Tres elementos que cambiarán por completo el consumidor

Los analistas de tendencias de la consultora WGSN pronostican que 2019 será el año que cambie definitivamente el juego en lo que refiere a hábitos de consumo. Marcará el punto final de una década llena de cambios.

              

Comienza la "era del zettabyte". Eso quiere decir que cada vez hay más y más información. Es la era de los datos. Por un lado, la conectividad de la vida cotidiana está generando más datos que nunca. Por otro, internet es más extensa (y más rápida) de lo que nunca había sido.

 

Al mismo tiempo, las palabras están siendo sustituidas por imágenes y caracteres. Nos comunicamos con fotos y con emojis, a los que se empezarán a sumar todos los asistentes y herramientas de voz y conversación que ofrece el mercado.

 

2019 también será el punto de partida de la Era del Activismo, en la que los consumidores sienten que tienen que defender en lo que creen y sus valores. La Generación Z dará el punto de partida para todo esto, aunque los millennials también tendrán un gran peso.

 

Grupos de consumidores más relevantes

Estas tendencias tendrán un impacto en los hábitos de compra, pero también en el perfil concreto los consumidores. Surgirán nuevos nichos y perfiles, y se posicionarán como ejemplos de cómo y hacia dónde van las cosas.

 

Los consumidores se dividirán en cinco grandes grupos. Uno serán los Nuevos Escépticos, los consumidores que se creerán pocas cosas y que investigarán todo lo que se les dice con lupa. Quieren mucha información y son quienes consumen grandes cantidades de datos y de contenidos informativos.

 

Los Menos Distraídos serán aquellos consumidores que quieran estar rodeados de menos distracciones. Buscarán lo que se conoce como "calm design", diseño que se integra fácilmente con el entorno (como ocurre con los altavoces inteligentes).

 

A ellos se suman los Autonomistas, consumidores que se siente cada vez más solos, situación que marca sus decisiones de consumo. Para los Sin Límites, los cambios siempre son bienvenidos y que se adaptan a todo (son los usuarios de la economía de las experiencias y también esos perfiles de personas que son muchas cosas al mismo tiempo). Finalmente, está el Stream Team, consumidores glocales que lo saben todo en redes sociales.

 

El año de la experiencia (más todavía)

Estos perfiles pueden comprenderse mejor si se analizan algunas tendencias de industrias específicas. Por ejemplo, las previsiones del turismo para 2019 permiten visualizar hacia dónde irán los hábitos de consumo. Para TripAdvisor, prima el viaje experiencial, es decir, el viajar para vivir experiencias.

 

En el comercio minorista, que los clientes vivan experiencias en el local y durante la compra, también se ha convertido en un atributo diferencial. Sin dudas, es uno de los elementos que está cambiando el retail.

 

En un análisis publicado en Forbes, ya no se trata simplemente de cambiar la tienda, de hacer obras para que parezca más moderna, sino más bien de crear entornos que generen experiencias y que permitan vivir cosas únicas, cosas que la competencia no tiene y que harán que el consumidor sienta que está recibiendo algo más.

 

Qué cambiará en el retail

A la experiencia hay que sumar otros factores que modificarán el retail y con ello los hábitos de compra y consumo. El debate del omnicanal vs multicanal parece haber quedado obsoleto. No hay que debatir nada, no podemos quedarnos al margen de ese enfoque comercial

 

Por otro lado, los consumidores se exponen a nuevas tendencias en comercio electrónico. 2019 será el año del boom de las suscripciones en ecommerce, servicios que te mandan cada mes o cada semana productos ajustados a las preferencias del comprador. Pero también los tiempos de envío y recepción serán aún más rápidos.

 

Y, finalmente, será el año de la caja de cristal y la marca como cultura. Tendrán que ser más transparentes y mostrarse más, porque los consumidores compran partiendo de criterios diferenciales. Compran con sus emociones y no con sus billeteras.


Fuente: Puro Marketing.