Cinco trucos para mejorar la experiencia de compra
Herramientas que no demandan una gran inversión pero pueden marcar la diferencia.
04 | ENE | 2019

Uno de los desafíos del comerciante es lograr que el cliente se sienta lo más cómodo posible dentro de su negocio. Es decir, que viva una agradable experiencia. Cuanto mejor sea esa vivencia, más tiempo va a pasar el cliente dentro de la tienda, lo cual genera más posibilidades de concretar una venta.

 

Generar una buena experiencia en tienda puede parecer complicado, pero trabajar la estrategia a partir de objetivos y los elementos para alcanzarlos. A continuación, se presentan algunos consejos para lograr una mejor experiencia en tienda, con el propósito de que el cliente esté satisfecho y así aumente su compromiso o intensifique su vínculo con nuestro negocio.

 

1.    Algo tan sencillo como ofrecer un olor agradable al cliente ya puede marcar un antes y un después en una visita. Jugar con los sentidos permite generar distintos tipos de sensaciones. Además, un aroma que identifique al local se convertirá en un factor diferencial que el cliente asociará con nuestro negocio.

 

2.     La música es otro factor diferencial en el comercio minorista. Algunas tiendas ponen la música muy alta o eligen melodías que no son las adecuadas para el perfil de sus clientes. Es clave elegir la música del local de acuerdo a ese perfil, pensando en sus gustos y preferencias.

 

3.     Al cliente le gusta sentirse cómodo, prácticamente como en su casa. Para lograrlo, la atención personalizada es clave. La mayoría de los clientes lo destaca como el atributo que no se encuentra en las tiendas online. Hagamos el esfuerzo de recibir a los clientes con una sonrisa y un ¡buenos días!

 

También es clave que el personal del negocio se presente y actúe de manera adecuada, para contribuir a la comodidad del cliente. El empleado es el primer embajador de nuestro comercio y debe actuar como tal.

 

4.     A veces el cliente decide ingresar a un negocio porque desde la vereda vio algo en el interior. Esto se debe a que una decoración acertada incrementa las posibilidades de atracción. Una cafetería, una zapatería o una peluquería que cuente con una decoración bien diseñada y aplicada, atraerá miradas y visitas.

 

5.   Estar en los pequeños detalles es fundamental, sobre todo en lo que se refiere a la atención. Dentro de las posibilidades y de acuerdo al perfil del comercio, se puede ofrecer un café o agua si tienen que esperar a ser atendidos. O contar con revistas o incluso una zona infantil para quienes vienen con niños. O simplemente un asiento cómodo en donde pasar el rato mientras observan los productos o servicios. Todo depende del tipo de negocio.

 

Estos cinco sencillos trucos no demandan grandes inversiones y contribuyen a logras incrementar la fidelidad de los clientes.

 

Fuente: Flame Analytics.